Dependencias y Funcionamiento

ALMACENAMIENTO

LA BODEGA O ALMACÉN

Las bodegas de la almazaras se encontraban normalmente situadas en una estancia contigua a la sala de prensado. Para evitar que el aceite perdiese sus características organolépticas, las bodegas tenían paredes de gran espesor y escasos vanos. Se trataba de evitar que el aceite entrara en contacto con la luz y mantenerlo en un lugar seco a una temperatura de entre 10 y 15ºC en depósitos inalterables.

La estancia de almacenaje de la almazara de Nigüelas es pequeña y a ambos lados se sitúan las tinajas de barro, gruesas, de boca ancha y abombadas. Este tipo de cerámicas oleícolas surge en la Bética romana sigue vigente y con el mismo uso en época medieval, pero, como en este caso, ya a través de tinajas árabe-andalusíes y cristianas, unos recipientes abombados de barro cocido, con o sin base plana de apoyo, de apenas un metro de alto y capaces de contener de tres a quince arrobas que siguieron aumentando su capacidad hasta finales del siglo XVIII, pero sin sobrepasar las cien arrobas.

Las tinajas se encuentran empotradas en tabiques de tal modo que en la parte central de la estancia se forma un pasillo que facilita el acceso y la manipulación del aceite.

Este almacén servía además como despacho a las gentes y a los cosecheros que venían a retirar el aceite con los animales de carga. Estos portaban unas aguaderas de dos arrobas, cubriendo de esta forma las necesidades de la familia hasta la siguiente temporada.

Copyright © 2015 Centro de Interpretación Almazara de las Laerillas Aviso legalintelligenia